Comentarios: 0

  • loading

Preguntas y Respuestas

-¿ERA MEJOR EL NOVIAZGO DE ANTES?

Era totalmente diferente, ese noviazgo no es práctico en estos tiempos porque antes la mujer estaba estable en su casa, pero ahora en vez de estar sentada está trabajando o estudiando.  No es que sea mejor ni peor, es cuestión de irse adecuando a la época, manteniendo los valores.

 

-¿ CABE EL HOMBRE ROMANTICO EN ESTA SOCIEDAD?

Muchos dicen que ahora no hay etapas en el noviazgo, que ese proceso de la atracción, de la química, los detalles para mostrarte mi afecto, que te mando flores, te doy serenatas, te compro el chocolate que te gusta, ya no existen. Efectivamente, un hombre que tenga esos detalles las amigas llegan a reírse de él, porque el hombre romántico no cabe en esta sociedad práctica, la juventud ni conoce las serenatas, no hay esos detalles, porque el hombre ha perdido esa tradición.

 

-¿SE HA PERDIDO EL ROMANTICISMO EN EL NOVIAZGO?

La juventud no tiene ese sabor para captar lo que se llama romanticismo. Los detalles van siendo dosificados, que el día de los enamorados, que para las navidades; pero esa espontaneidad de amor está desusada, deslucida.

 

-¿ES RECOMENDABLE EL NOVIAZGO A TEMPRANA EDAD?

Desde que las hormonas despiertan en un adolescente aparece también la atracción por el sexo opuesto y nada va a impedir que haya enamoramientos. Una de las cosas malas que está pasando es que niñas y niños se están metiendo a adultos antes de tiempo, tanto en lo emocional como en lo sexual, incluso en lo social ya tienen una serie de consentimientos.

La niñez hay que respetarla, los padres deben proteger la niñez de sus hijos porque esa es una etapa que no vuelve jamás. Se puede alargar la primera o segunda juventud, pero la niñez y la adolescencia no, porque  eso nada más se tiene una vez y los recuerdos buenos o malos quedan para toda la vida.

 

-¿HAY UNA EDAD EN LA QUE EL ADOLESCENTE ESTÁ PREPARADO PARA EL NOVIAZGO?

Un noviazgo no, un juego de amor a nivel de gustarse, de frecuentarse, pero no un compromiso en el cual se sientan atados, pues le quitaría la ocasión de disfrutar su juventud. Cuando los jóvenes entran a la vida universitaria o de trabajo, a partir de los 18 años, ya sí se puede pensar en una determinada estabilidad en una relación.

El noviazgo actual se ha diversificado tanto que ahora a muchas relaciones las muchachas le dicen tengo un amigo con derechos. No son ni amigos ni novios, son verdaderas relaciones momentáneas, sin ningún tipo de responsabilidad, pero se han encasillado en frases u oraciones muy bonitas, que le dan respetabilidad.

 

-¿QUÉ OPINA  DEL SEXO EN EL NOVIAZGO?

Así como el concepto de noviazgo ha cambiado, el concepto de los novios también ha cambiado; antes se decía que el novio que tenía relación con una muchacha la dejaba y realmente existía eso, pero ya no, eso ha cambiado totalmente y yo creo que la sexualidad en una relación de noviazgo depende de la madurez de los novios. No es lo mismo la sexualidad en niños y niñas de 14, 15 ó 16 años que en personas con madurez, que sepan lo que están haciendo y los riesgos que esto conlleva. Eso depende de la madurez de las personas ligadas en una relación.

 

-¿DEBE EL NOVIAZGO TENER LAS CARACTERÍSTICAS DE UN MATRIMONIO?

El concepto de que el noviazgo debe llegar a una relación de compromiso y de casamiento y de estabilidad de pareja es muy clásico, muy romántico y hasta antiguo, ahora la mayoría de las personas tienen la idea de que deben elegir la persona que consideran más idónea para su estabilidad en la vida.

Entre las metas de la mujer actual está su capacitación, su concepto de sujeto ante la vida y ante la sociedad, puede que el encantamiento y enamoramiento con una persona sea maravilloso en principio, pero que luego te des cuenta que esa persona no es lo que tú creías.

No se puede prejuiciar a una mujer porque haya tenido varios novios, eso quiere decir que sabe lo que está buscando y hasta que no considere que ha encontrado la persona adecuada no va a dejar de buscarla; desafortunadamente el noviazgo que llega no siempre se lleva por amor, puede ser por conveniencia. Un muchacho buen mozo, instalado en la vida, que le va a dar un status, no siempre se llega al matrimonio por amor. Lo mismo ocurre con el hombre, o sea, que ese concepto romántico ha variado y es comprensible dentro de una juventud con una serie de expectativas.

Lo ideal es que la pareja vaya a la relación enamorada, con planes de permanecer  y terminar sus días juntos, de ser abuelos. Pero nos encontramos en una sociedad en que las parejas que entran a una relación de matrimonio a través de un noviazgo que puede ser precioso y una boda encantadora no te dura más de dos o tres años.

 

-¿NO CONVIENE QUE EL NOVIAZGO DURE MUCHO POR EL PELIGRO DE LA COSTUMBRE?

 

En los noviazgos muy largos, porque comenzaron temprano, están en estudio o  ausentes, existe el peligro de la costumbre, de la injerencia de un tercero. En ese lapso pueden haber devaneos y posiblemente se cansen rápido, eso no quiere decir que el noviazgo no tenga determinados parámetros de convivencia para conocerse, porque hay personas que tienen el arte de camuflarse, que durante el noviazgo son príncipes y princesas y después te salen verdaderamente enfermos en celos, en explosiones e impulsos, en pleitos, en amenazas, o sea, son otros, tienen dos caras.

Ahora con la entrada de la mujer en el mercado de trabajo, de la superación, del concepto de su importancia en la vida, tiene que elegir y saber a quién elige, ya no es ser elegida. Afortunadamente los occidentales tenemos el privilegio de poder elegir libremente, porque hay culturas que desde que nacen ya tienen pareja asignada y no hay forma de cambiar eso.